Eliminar las manchas de humedad de los muebles de madera


   
Eliminar las manchas más habituales de los muebles de madera


En fechas de celebración, los grandes damnificados de los excesos provocados por la alegría, y la consiguiente despreocupación, suelen ser nuestros muebles. Por eso es el mejor momento para que añadas a tu documentación sobre la madera, varios consejos útiles que te permitirán hacer desaparecer hasta la última huella festiva de tu mobiliario.


Cercos de recipiente o quemadura de cigarro:
Frota en el sentido de la veta con ceniza de cigarro y aceite de oliva. A continuación limpia con un paño seco y saca brillo.

Manchas sobre pino sin barnizar ni encerar: Aplica gasolina de mechero y después una esencia de trementina y aceite de linaza crudo a partes iguales.

Grasa en maderas enceradas: Utiliza un paño mojado en aguarrás. También puedes pasar un trapo escurrido con agua y humedecido en amoniaco y aplicarlo sobre la mancha de manera rápida. Para acabar la operación sécalo sin dejar pasar más de un minuto.

Restos de cera de vela: Calienta la cera y extiéndela con un paño humedecido en aguarrás.

Manchas de tinta: Aplica un papel secante y alcohol de quemar. Si después de esto todavía quedan restos la única solución será lijar con cuidado y volver a encerar.

Óxido de hierro: Pasa un algodón con agua oxigenada y acláralo después con agua tibia y amoniaco.

Manchas blanquecinas: Utiliza nogalina más o menos rebajada con agua según el tono deseado. Deja secar y frota la mancha con un estropajo de esparto. A continuación encera de nuevo la madera.

Eliminar pegatinas: Frota con amoniaco o aguarrás. Aplica después un poco de limpiacristales y acláralo.